ENCAJE POPULAR

Encaje Popular o de Torchón, así conocido porque sus fondos están basados en el punto de torchón.

 

 

 

 

Pañuelo en Encaje Popular o de Torchón, realizado en hilo blanco de algodón del n. 50.

ENCAJE DE TONDER

Los primeros encajes datan de 1850, originario de Dinamarca, toma el nombre de la ciudad donde se producen.

Catalogado dentro de los encajes de fondo de tul. Sobre el tul se realizan distintos tipos de motivos más tupidos, principalmente flores, enmarcados por un hilo de contorno más grueso. Normalmente la orilla está rematada por el famoso "agujero Copenhague", típico de este encaje.

Es similar al encaje de Bucks, con pequeñas diferencias en la forma de trabajar los contornos y, principalmente, en el tipo de motivos.

Esquina de pañuelo trabajado en hilo de algodón egipcio del n. 120.

BLONDA

La Blonda es un encaje de fondo de tul, con elementos decorativos realizados a punto tejido o medio punto, bordeados por un hilo de contorno llamado también torzal. Dependiendo del tipo de blonda, la encontraremos en hilo de algodón o hilo de seda.

Pieza decorativa realizada en hilo de seda natural, fino para el tul y seda lasa más gruesa para los rellenos y los contornos.

ENCAJE RUSO

Originario de Rusia y los países del este, aunque algunos expertos sostienen que se basa en encajes alemanes e incluso españoles. Las primeras muestras están fechadas a finales del siglo XVI o comienzos del XVII.

Es el encaje de cinta por excelencia, esta cinta desarrolla múltiples vueltas en las que va dibujando tanto motivos simétricos como florales, a los que se añaden distintos fondos o rellenos trabajados con trenzas.

Esta pieza esta hecha en hilo de lino, con un hilo central en color degradado.

ENCAJE DE MILÁN

Comienza a conocerse en el siglo XVII aunque mucho antes ya hacía en su ciudad de origen Milán (Italia). A mediados del siglo XVIII, debido a la gran demanda de este encaje por su adaptabilidad a las vetiduras eclesiásticas, su larga duración y fácil manejo, provoca el que se haga de inferior calidad, lo que conlleva una caida de su industria.

Es un encaje de cinta, en el que siempre se trabajan primero los mótivos y luego los rellenos, que no dejarán zonas vacias.

Los motivos son variados: figuras, animales, flores, y en su origen escudos de armas.

Este motivo es una hoja; realizada en hilo de algodón del n. 40.

ENCAJE DE BRUJAS

A partir del siglo XV la ciudad de Brujas (Bélgica) comienza a cultivar el arte del encaje, creando así un tipo de encaje con identidad propia.

Enmarcado en la denominación de encaje de hilos cortados (encaje que se realiza con motivos independientes cosidos entre sí), se caracteriza por sus típicas flores, adornadas por ramas y tréboles.

Aplicación realizada en hilo blanco de algodón del n. 40.

ENCAJE DE FLANDES

Nace en Bélgica hacia el siglo XVI, y desde entonces evoluciona hasta el actual encaje de Flandes del siblo XIX.

Su peculiaridad consiste en que el punto de Flandes (el que forma los fondos del encaje) se trabaja con 4 pares de bolillos a la vez. Los motivos son similares a otros encajes: flores, guirnaldas o animales, que irán trabajados cambiando de guía en varias ocasiones; enmarcados por un hilo de contorno más grueso y a su vez por una "galería" que lo resalta.

Aplicación, de diseño moderno, realizada en algodón egipcio n. 80.

ENCAJE DE BINCHE

Encaje flamenco, originario de Bélgica. En sus comienzos se parecía al encaje de Valenciennes. De comienzos del siglo XVI, tuvo su mayor apogeo en el XVIII, en los circulos parisinos.

Encuadrado en la ténica de hilos continuos, tradicionalmente no llevaba hilo de contorno en los motivos, aunque sí lo encontramos en los patrones modernos. Los motivos suelen ser animales y figuras.

Pieza de diseño moderno (con hilo de contorno), trabajada en algodón egipcio n. 100.

ENCAJE AUSTRIACO

Nació en Austria en el siglo XVIII, como muchos otros encajes toma su nombre del pais donde se desarrolló (llamandose en sus origenes encaje de Viena, su capital) para convertirse en un encaje con caracteristicas especiales que lo hacen inconfundible.

Definido como "un encaje ligero formado por las vueltas de sus pares".

Encuadrado dentro de la categoría de encajes de cinta de hilos continuos, se trabaja con 3 pares, que formarán los motivos y barras que configurarán nuestra pieza final.